Màquina traductora

dilluns, 3 de novembre de 2008

MEDIDAS GUBERNAMENTALES SOBRE LA CRISIS, EL PARO Y LAS HIPOTECAS


Subvencionar la usura, prolongar la esclavitud y “seguir confiando” en el mercado


Desde hace más de un siglo, nuestr@s compañer@s socialistas, o socialdemócratas si lo preferís (por supuesto, me estoy refiriendo a los del psoe), confiaban en reformar el capitalismo. Ahora han ido algo más lejos, y pretenden refundarlo. Es decir, revisarlo manteniendo sus principios, su lógica.

Sin embargo, tremenda meta parece obviar los nefastos resultados en términos no sólo macroeconómicos, sino sobre todo humanos, sociales, de la crisis: la crisis financiera es importante, porque repercute en nuestras economías cotidianas, en los precios y en el empleo… Pero ¿qué hay del incremento de 400 a 1000 millones de hambrientos en el planeta sólo en el primer semestre de este año? ¿Quién les va a representar en el G20 o 21? ¿Zapatero?

Entre ires y venires de alta diplomacia para que al mandatario español lo dejen entrar en el club, ZP ha tenido tiempo de sacarse de la chistera un paquete de medidas “contra el paro” que podrían resumirse básicamente en dos: incentivar económicamente la contratación de desemplead@s y aplazar el pago de parte de sus hipotecas. Por supuesto, cada una de las medidas, sobre todo esta última, tiene sus respectivas limitaciones y condiciones para su aplicación. De hecho, la mayor parte de las medidas sociales de este y de cualquier gobierno, sujetas a los principios de información y transparencia, suelen quedar ahogadas por la burocracia. Justo lo contrario de las condiciones impuestas a las entidades bancarias, que por cierto son inexistentes.

El gobierno, de la misma manera que subvenciona la usura e interviene en la falta de liquidez de las entidades financieras, ¿no debería intervenir también en los procesos de despido, ya sean estos masivos o gota a gota, que se están produciendo con la excusa de la crisis? Parece que no: debemos seguir confiando en el mercado, que todo lo cura.

Si hubiera que medir la cantidad de socialismo que hay en las medidas aprobadas hasta la fecha por el gobierno (con el apoyo, por supuesto, del PP y de la mayoría del Parlamento) en función del objeto final de las mismas, esto es:

- Subvención directa a los bancos: 150.000 millones de euros por el momento
- Medidas para el empleo: 170 millones de euros en dos años

¿Cuál sería su conclusión? …Supongo que la misma que sacaría yo: poquito, pero muy poquito socialismo…

Tal vez lo que deberían hacer nuestros compañeros, si les queda algo de izquierda en el corazón, si tienen memoria histórica, o si lo prefieren, sentido común, es ponerse a refundar el socialismo, y no a perder el culo por afianzar un sistema que se basa en la explotación para conseguir el máximo beneficio, a cualquier precio. Y esta reflexión vale para toda la izquierda, política y social, empezando por los sindicatos.

Si no lo hacemos pronto, Europa a golpe de Directiva comunitaria y España con su seguidismo nos recordarán en cuestión de sólo unos meses a los siglos oscuros del viejo continente.

Cap comentari: